LA OFICINA

Una oficina de ingenieros es asaltada una tarde de verano. Cuando la secretaria, ajena a lo que había pasado, entra a la mañana siguiente a la oficina, intuye que algo raro ha ocurrido. De inmediato, llama a los agentes de policía para comenzar a prestar declaración. El objetivo fundamental es detener el funcionamiento de las cuentas de la empresa, así como cualquier actividad que se esté llevando a cabo. Se ha de evitar la pérdida de los fondos. Con suerte, si se accede a las cuentas, se podrán ver los movimientos bancarios y, por tanto, quién está provocando esta situación. 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now